Entrega de la obra “Casa del Balcón Corrido” en el Rímac, Lima

2011.06.25 casa balconEl Director Nacional de Urbanismo, Luis Tagle Pizarro, en representación del Ministerio de Vivienda,  Construcción y Saneamiento, entregó el sábado 25 de junio las obras de restauración de la fachada y el balcón de la histórica Casa del Balcón Corrido, ubicada en la calle Patrocinio 144-160 en el distrito del Rímac, cuya construcción se remonta a los años de la colonia.

En el acto de entrega estuvieron también presentes el Alcalde del Rímac, Dr. Enrique Peramás Díaz; el Director de la Escuela Taller de Lima, el Arq. Jorge Larrea Tovar; y el Coordinador del Programa P>D Patrimonio para el Desarrollo de la AECID en Perú, el Arq. Juan de la Serna.

Los trabajos ejecutados forman parte del Programa de Restauración de Centros Históricos puesto en marcha por el Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento; la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) a través del Programa P>D Patrimonio para el Desarrollo, y la Municipalidad del Rímac.

El proyecto de restauración de la Casa del Balcón Corrido fue considerado dentro de la Propuesta para la Recuperación de la Alameda de los Descalzos del Esquema Director del Eje Monumental Acho-Paseo de Aguas-Alameda de los Descalzos y Alameda de los Bobos, tras la identificación de inmuebles cuyas características de ocupación y condiciones de habitabilidad ameritaban su inclusión en programas pilotos de renovación urbana.

El inmueble fue declarado Monumento Histórico Artístico el 12 de enero de 1989 (R.J. nº 009-89-INC/J) y su recuperación fue ejecutada tras su aprobación por el INC (hoy Ministerio de Cultura) en mayo de 2010, iniciándose las obras en el mes de junio del 2010.

La ejecución de la obra estuvo a cargo de la Escuela Taller de Lima, la misma que contó con la respectiva autorización de los residentes que ocupan las 16 unidades de vivienda que la constituyen. Consistió en estabilizar estructuralmente y restaurar los elementos arquitectónicos que constituyen la fachada y la escalera interior, de tal forma que su recuperación revierta en la función residencial del inmueble y en la lectura urbano - monumental de la Alameda de los Descalzos.