Principios de cooperación

Complementariedad y lógica de identificación de los proyectos

Se promueve tanto la complementariedad del Programa de Patrimonio con el resto de actividades de la cooperación española por país, como su integración en los procesos de planificación de la cooperación española por país y región geográfica.

Esta integración empieza en la propia identificación de los proyectos, estableciendo objetivos de desarrollo comunes a diferentes enfoques sectoriales en campos como:

  • Apoyo a estrategias de desarrollo integral de comunidades rurales: Programas y planes que parten de una visión integral, con el denominador común de insertar la puesta en valor de un patrimonio cultural en una estrategia de lucha contra la pobreza en comunidades en principio excluidas de la modernidad y el desarrollo económico.
  • Planes sociales de mejora de comunidades urbanas: Lucha contra la pobreza urbana, rehabilitando el tejido residencial tradicional, los espacios públicos y equipamientos, la urbanización y las infraestructuras de áreas consolidadas, es decir, el patrimonio urbano heredado. En algunos casos se contemplan adicionalmente acciones en materia de desarrollo del tejido microempresarial, integración social, inserción laboral y empleo, etc.

Siempre incluyen componentes de capacitación, fortalecimiento institucional y participación comunitaria. Los proyectos y actividades se gestionarán según la metodología oficial, justificando su interés y prioridad para el país, y asegurando la coherencia de la “lógica” de formulación.

Generación de conocimiento y soporte científico

Uno de los objetivos que guía al Programa PATRIMONIO PARA EL DESARROLLO es la generación de conocimiento, es decir, de facilitar la reflexión sobre la práctica desarrollada y el flujo de información y debate.

El Programa interviene sobre fenómenos complejos como la vida de los Centros Históricos, la exclusión urbana, la defensa de la diversidad cultural o el aprovechamiento económico de los recursos culturales, fenómenos en los que tradicionalmente se da una considerable disociación entre la gestión pública y la elaboración teórica en foros académicos y de investigación.

Una parte significativa del esfuerzo de la cooperación debe ir dirigida a facilitar la reflexión entre los protagonistas locales de los procesos, generalmente absorbidos por sus responsabilidades como gestores. Asimismo nuestra cooperación pretende ayudar al encuentro e interacción entre los dos planos antes citados: el de la gestión y producción, por una parte, y el de la investigación y elaboración teórica por otra, colaboración que sin duda redundará en beneficio de ambos.

Este objetivo se apoya, en primer lugar, en la utilización de Internet como medio de información y comunicación, y en el fomento de los encuentros especializados y otras formas de transmisión de experiencias e iniciativas.

Un ejemplo concreto en esta perspectiva es la propuesta de Red Iberoamericana para la Revitalización de los Centros Históricos.

El Programa desarrollará igualmente acciones de apoyo a la investigación y documentación del patrimonio, y a la elaboración de metodologías y técnicas de intervención sobre los bienes culturales, así como de formación especializada en estos campos. Todo ello en la perspectiva de dotar a los planes de puesta en valor patrimonial de los requisitos de calidad y rigor científico y cultural que requiere la responsabilidad que implican.

En estas áreas de cooperación se coordina estrechamente con los programas e iniciativas que también impulsa en esta materia la D.G. de Relaciones Culturales y Científicas de la AECI.

Institucionalidad y colaboración con el sector privado

Otro objetivo de la reforma del Programa de Patrimonio es la revisión y ampliación de los acuerdos y relaciones institucionales que mantiene, en varios planos:

  • Coordinación y colaboración interinstitucional: Organismos de la administración central, autonómica y local española.
  • Contraste respaldo técnico, y fortalecimiento de la base científica del programa: Colegios profesionales, departamentos universitarios, centros de investigación y documentación.
  • Intercambio, difusión y cooperación: Organismos internacionales con actividad en patrimonio cultural.

Se promoverá también la colaboración con empresas y fundaciones privadas en proyectos de puesta en valor y gestión del patrimonio, y en actividades de formación y difusión en este campo, en especial con aquellas empresas de matriz española con presencia en los países destinatarios de los proyectos. Aprovechando sus políticas de imagen y responsabilidad social corporativa, y, por otra parte, la considerable visibilidad que las actuaciones sobre el patrimonio pueden tener, especialmente en el caso de la rehabilitación monumental, la recuperación de inmuebles para fines sociales, la mejora urbana, etc.

Este objetivo se debe materializar tanto en forma de acuerdos de la AECI con las sedes matrices en España, como de iniciativas de colaboración sobre el terreno, con las filiales en los países donde trabaja el Programa PATRIMONIO PARA EL DESARROLLO.

fuente: http://www.aecid.es/es/que-hacemos/cultura-ciencia/Patrimonio/Cooperacion/