Economía PDF Imprimir E-Mail

Las difíciles condiciones de vida en el valle, basada en una economía de subsistencia, produjeron un fuerte proceso migratorio. Resultado de ello se produjo, a partir de la década de los sesenta del siglo XX, una sensible caída poblacional. La renta por unidad familiar alcanza un promedio anual de 500 US$, esta condición hace que el valle forme parte del mapa de extrema pobreza de la Región Arequipa.  

La actividad económica  en la parte alta del valle, por encima de los 4,000 msnm, es la ganadería de la alpaca y orientada a la producción de lana que abastece la industria textil de Arequipa. Los productos derivados de la carne y el cuero, atienden únicamente el limitado mercado interno del valle.

paisaje

La parte media del valle desarrolla la actividad agrícola, en pequeñas chacras o parcelas, generalmente en andenes cuya construcción se remonta a la época Collagua. La producción principal es papa, maíz, quinua, habas, cebada, etc., cuyos excedentes abastecen los mercados de Arequipa. Existe también una menor actividad ganadera complementaria de bovino y ovino.

En la parte baja del valle, por debajo de los 3,000 msnm, el clima es mucho más benigno y permite desarrollar de forma complementaria cultivos de frutales y plantas semi tropicales.

El turismo es uno de los factores también  importantes para el desarrollo del valle. En el año 2001 el flujo turístico al valle fue de aproximadamente 55,000 turistas, y para el periodo 2010 se prevé un flujo de 200,000. La conservación de su patrimonio natural, cultural e intangible del valle, y su adecuada gestión y manejo, deben contribuir a mejorar las condiciones y calidad de vida de sus habitantes y la generación de nuevas actividades económicas que permitan alcanzar y hacer sostenible el desarrollo social y económico.