Encuestas

09. Templo de la Purísima Concepción de Lari PDF Imprimir E-Mail

Restauración integral y puesta en valor

El pueblo de Lari fue creado como reducción indígena con el nombre de Talavera de Lari, y se constituyó en la cabecera del repartimiento de Lari-Collaguas. Su templo de la Purísima Concepción, edificado durante la segunda mitad del siglo XVIII, es conocido como la catedral del Colca por sus grandes dimensiones y la espectacularidad de su construcción. Tiene planta de cruz latina con una sola nave y crucero con cúpula de media naranja.

La fachada principal está flanqueada por dos torres de planta cuadrada, rematadas por cupulines y pináculos. A la fachada se le adicionó un arco cobijo de medio punto, creando un vestíbulo abierto cuyo interior está decorado con pintura mural. El templo posee un retablo mayor y cuatro retablos menores laterales, construidos con piedra y estuco a mediados del siglo XIX, todos ellos de estilo neoclásico y policromados.

Tras los daños producidos en el templo por el terremoto de 1784, los muros laterales fueron reforzados con grandes contrafuertes, para contrarrestar los empujes laterales. Sus torres también fueron reforzadas con arcos ubicados en su primer cuerpo.

El templo se encontraba en avanzado estado de deterioro y con importantes daños estructurales, como resultado de la acción de los sismos. Los daños más graves se presentaban en las bóvedas, la cúpula y los muros. También existían asentamientos diferenciales en muros y contrafuertes.

La restauración integral del templo fue iniciada en 1997 con los trabajos de apuntalamiento de emergencia y cimbrado de las bóvedas. Posteriormente, tras el retiro de la losa de concreto sobre las bóvedas, se dio inicio al proceso de consolidación de los muros, los contrafuertes, las bóvedas y la cúpula. Se reemplazaron las piezas líticas deterioradas de las bóvedas y la cúpula, y se retiró el mortero disgregado, que fue reemplazado por nuevo mortero.

La restauración interior contempló la restitución de la cornisa, carpintería interior y acabados. Se colocaron nuevos pisos de laja de piedra y ladrillo pastelero, y se recuperaron las áreas exteriores del atrio mediante el tratamiento de los pisos, las veredas y el cerco perimetral.

La intervención fue ejecutada en su totalidad por pobladores locales capacitados por el Programa P>D en cada una de las especialidades y oficios requeridos en el proceso de la obra. Ello permitió recuperar el uso de materiales y tecnologías constructivas tradicionales.

En el marco del proyecto, se restauró el conjunto de bienes muebles y se elaboró un proyecto de adecuación museográfica que permitió incorporar el templo de Lari al circuito cultural del valle del Colca. La puesta en valor del monumento culminó con el proyecto de iluminación, ejecutado con el apoyo de la compañía eléctrica ENDESA.

 
< Anterior   Siguiente >