Programa P>D

Patrimonio para el Desarrollo

El patrimonio como parte de la identidad cultural, se constituye un derecho de la sociedad, pero también en un recurso para el desarrollo que, conservado y gestionado adecuadamente, puede generar una rentabilidad social y económica, y ser factor de cohesión interna de población en los procesos de desarrollo.

El Programa P>D entiende el patrimonio como un recurso desde el cual plantear una estrategia integral de desarrollo, contribuyendo a mejorar las condiciones de vida de la población más pobre, y simultáneamente, garantizar el pleno ejercicio de sus derechos humanos, entre ellos el derecho a la propia identidad.

16. Barrio de San Lázaro PDF Imprimir E-Mail

Rehabilitación integral y puesta en valor

San Lázaro es uno de los barrios tradicionales de Arequipa. Se levanta sobre un antiguo poblado prehispánico yarabaya, cuya estructura urbana original conserva. Durante el período virreinal, albergó la reducción indígena de San Lázaro y, posteriormente, la antigua ranchería. Su trazado está conformado por sinuosos pasajes que desembocan en la plaza Campo Redondo, elemento central del barrio.

El deterioro físico del barrio se inició a partir de la década de 1970, como resultado de la antigüedad y precarización de sus edificaciones, la carencia de servicios básicos y el abandono de los espacios públicos por parte de las autoridades. Este retroceso de las condiciones de habitabilidad y la calidad ambiental del barrio condujo irreversiblemente al deterioro de su tejido social.

El Plan Maestro consideró la rehabilitación integral del barrio de San Lázaro como un proyecto estratégico, debido al gran valor patrimonial del barrio y a su ubicación privilegiada dentro del centro histórico.

El proyecto de rehabilitación integral del barrio tuvo como objetivo consolidar su uso residencial, mejorando las condiciones de habitabilidad de sus pobladores, y lograr la conservación y puesta en valor de su arquitectura tradicional. El proyecto desarrolló actuaciones de mejoramiento de viviendas, dotación de servicios básicos y recuperación de espacios públicos, beneficiando directamente a las más de 500 familias residentes en el barrio.