Programa P>D

Patrimonio para el Desarrollo

El patrimonio como parte de la identidad cultural, se constituye un derecho de la sociedad, pero también en un recurso para el desarrollo que, conservado y gestionado adecuadamente, puede generar una rentabilidad social y económica, y ser factor de cohesión interna de población en los procesos de desarrollo.

El Programa P>D entiende el patrimonio como un recurso desde el cual plantear una estrategia integral de desarrollo, contribuyendo a mejorar las condiciones de vida de la población más pobre, y simultáneamente, garantizar el pleno ejercicio de sus derechos humanos, entre ellos el derecho a la propia identidad.

17.3. Tambo Matadero PDF Imprimir E-Mail

Rehabilitación integral y puesta en valor

El tambo Matadero fue edificado durante la segunda mitad del siglo XVII en el paraje del Matadero, a orillas del río Chili. Construido con sillar, era utilizado para el sacrificio de animales. Su estructura se articuló alrededor del patio central, donde se desarrollaban las principales actividades del tambo. El edificio principal, cuya fachada da a la antigua calle Real, comprendía tres niveles que aprovechan el desnivel entre la calle y la rivera del río, por lo que cumplía también la función de contención del relleno de la calle. El resto de edificaciones eran de un solo nivel y se levantaban en torno al patio interior.

Posteriormente, el interior de la manzana se fue densificando con nuevos ambientes que conformaron el actual patio y pasaje del tambo. De ellos, se conserva un edificio con su cubierta original de par y nudillo e ichu.

A partir de la segunda mitad del siglo XX, se fueron levantando nuevas construcciones precarias de ladrillo y concreto, que redujeron las áreas comunes de pasajes y patios, y transformaron el tambo en un tugurio. En el 2000, el tambo estaba habitado por 36 familias en situación de pobreza, muchas de ellas hacinadas en un único ambiente. Los servicios básicos eran deficientes: existía un solo baño para 28 familias y únicamente 5 disponían de conexión eléctrica. Los espacios comunes habían sido invadidos por construcciones precarias, como cocinas y pequeños cuartos, extensión de las viviendas.

El terremoto del 2001 produjo graves daños en el tambo, inhabilitando o dejando en situación de riesgo las viviendas de estas 36 familias. Por ello, fue necesario efectuar trabajos de emergencia que dieron paso a la posterior intervención para rehabilitar integralmente el tambo, iniciada en julio del 2003. El proyecto consideró la rehabilitación de las viviendas, la dotación de servicios básicos, la recuperación de los espacios comunes, así como la adecuación y mejora del entorno urbano. Cada familia participó activamente en todas las etapas del proyecto y aportó una contrapartida económica para la ejecución de los trabajos. En el marco del proyecto, también se ayudó a los pobladores en el saneamiento físico-legal y la titulación de sus propiedades.

Esta intervención contribuyó a mejorar las condiciones habitacionales y ambientales de las familias residentes, elevar y dignificar su calidad de vida, y mejorar su autoestima.