Programa P>D

Patrimonio para el Desarrollo

El patrimonio como parte de la identidad cultural, se constituye un derecho de la sociedad, pero también en un recurso para el desarrollo que, conservado y gestionado adecuadamente, puede generar una rentabilidad social y económica, y ser factor de cohesión interna de población en los procesos de desarrollo.

El Programa P>D entiende el patrimonio como un recurso desde el cual plantear una estrategia integral de desarrollo, contribuyendo a mejorar las condiciones de vida de la población más pobre, y simultáneamente, garantizar el pleno ejercicio de sus derechos humanos, entre ellos el derecho a la propia identidad.

25. Calle Puente Bolognesi PDF Imprimir E-Mail

Rehabilitación de la tercera cuadra
 
La calle Puente Bolognesi —anteriormente calle Real— constituía el eje de ingreso a la ciudad desde el antiguo puente Real, así como el acceso principal a los tambos del barrio del Solar. Actualmente, en esta calle funcionan los principales talleres artesanales vinculados con el arrieraje, la talabartería y la artesanía del cuero, y también los locales de los artesanos fabricantes de instrumentos musicales.

A partir de la década de 1970, la calle Puente Bolognesi se transformó en una de las principales vías de salida desde el centro histórico hacia el distrito de Yanahuara, lo que determinó que el tránsito vehicular se convirtiera en el principal factor del deterioro físico y ambiental de la calle, así como del declive de su actividad comercial.

A partir de la década de 1990, el colapso de las redes de agua y alcantarillado produjo filtraciones permanentes en los edificios, dañando sus estructuras y afectando la salubridad de sus pobladores. A ello se sumó el deterioro de la imagen urbana por el tendido desordenado del cableado aéreo.

La intervención piloto realizada en la tercera cuadra de la calle Puente Bolognesi permitió renovar el sistema de alcantarillado y drenaje pluvial, soterrar el cableado aéreo e intervenir en el espacio público de la calle, renovando el pavimento y ampliando las veredas en favor del peatón. También se efectuaron trabajos de conservación de las fachadas y de renovación tanto del mobiliario urbano como del sistema de alumbrado público, que contaron con la participación de los alumnos y alumnas de la Escuela Taller Arequipa.

Esta actuación, además de conservar el valor patrimonial de la calle y mejorar la accesibilidad peatonal al centro histórico, ayudó a impulsar la recuperación socioeconómica del barrio del Solar.