3. Casona Velarde Álvarez

Restauración y adecuación a uso como centro cultural

La casona Velarde Álvarez, ubicada en la plaza Mayor de Huamanga, toma su nombre de la última familia propietaria del inmueble. Su construcción es atribuida a Domingo López del Pozo, primer marqués de Mozobamba, quien la adquirió en 1725. La arquitectura responde a la tipología de casa solariega, con un zaguán de entrada y dos niveles de edificación en torno a un gran patio, donde se ubica la escalera exenta que conecta con el segundo nivel.

Durante la segunda mitad del siglo XIX, la casona fue subdividida en lo que es la actual propiedad, que en 1978 fue adquirida por la Universidad Nacional San Cristóbal de Huamanga (UNSCH) y cedida en uso a la Escuela de Bellas Artes. La intensa utilización y la falta de mantenimiento provocaron un rápido deterioro del edificio, que en 1998 fue declarado inhabitable, obligando al desalojo de la escuela y su traslado a un nuevo local.

En 1999, ante el grave estado de abandono de la casona, la UNSCH solicitó el apoyo de la AECID para que participara en su restauración integral y adecuación como centro cultural de la universidad.

Los trabajos de restauración se iniciaron en julio del 2000, y seis años después quedaron concluidos. Así, en marzo del 2007, se inauguró oficialmente el nuevo Centro Cultural de la Universidad de Huamanga (CCUH). Ese mismo año, el proyecto obtuvo el primer premio en el Concurso Nacional de Calidad Arquitectónica, categoría de Restauración del Patrimonio Arquitectónico, que organiza anualmente el Colegio de Arquitectos del Perú (CAP).